SECCIONES DEDeportes

Halep y Wozniacki lucharán por el número uno en final del Abierto de Australia

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

26 de enero de 2018, 17:01 hrs

Imagen, Reuters

La danesa Caroline Wozniacki celebra su triunfo ante la belga Elise Mertens en la semifinal del Abierto de Australia el 25 de enero del 2018 en Melbourne, Australia. Imagen: Reuters

Las dos mejores del circuito femenino, la rumana Simona Halep y la danesa Caroline Wozniacki, protagonizarán este sábado en Melbourne Park la final del Abierto de Australia, una lucha por el número uno del mundo, y por convertirse en las primeras jugadoras de sus respectivos países en lograr un título del Grand Slam.

El duelo encumbrará a una nueva campeona de Grand Slam. Ni Simona Halep, que derrotó en semifinales a la alemana Angelique Kerber, por 6-3, 4-6 y 9-7, salvando dos bolas de partido, ni Wozniacki, que hizo lo propio contra la belga Elise Mertens, por 6-3 y 7-6 (2), lograron triunfar hasta la fecha en un 'major', y una de las dos lo hará para relevar a la estadounidense Serena Williams en el palmarés del torneo.

Será la primera final de un Grand Slam entre la número uno y la número dos, desde que Williams derrotó a la rusa Maria Sharapova para ganar este primer grande de la temporada en 2015

Por primera vez, Wozniacki está en la final del Abierto de Australia

Halep, líder de la clasificación con 6.425 puntos, necesita ganar para retener ese privilegio; Wozniacki, segunda con 6.095, tiene igualmente que lograr un resultado favorable para recuperar el mando. La última vez que el primer Grand Slam del año otorgaba este honor se produjo cuando la checa Hana Mandlikova derrotó a la australiana Wendy Turnbull para ganar en 1980.

Ambas persiguen algo que el tenis les ha negado en dos finales de Grand Slam. La jugadora de Constanza, de 26 años, tuvo que conformarse con el subcampeonato en Roland Garros en 2014 y 2017, mientras que la de Odense, de 27, aceptó un desenlace aciago en el Abierto de Estados Unidos de 2009 y 2014.

Imagen, Reuters

La rumana Simona Halep celebra su victoria en la semifinal contra la alemana Angelique Kerber en el Abierto de Australia el 25 de enero del 2018 en Melbourne, Australia. Imagen: Reuters

Caroline Wozniacki domina el cara a cara por 4-2. Ganó los tres últimos partidos, sobre arcilla en Sttutgart (2015), sobre hierba en Eastbourne (2017) y sobre pista dura en las Finales de la WTA en Singapur (2017). Y también dominó el primer choque en pista dura en Dubai (2012).

Halep se tomó el desquite luego en las semifinales de New Haven (2013) y en la de Dubai (2015).

Ambas han llegado a la final teniendo que salvar puntos de partido. La rumana, cinco en total. Primero abortó tres en su duelo de dieciseisavos contra la estadounidense Lauren Davis, 76 del mundo, (4-6, 6-4 y 15-13), después de tres horas y 45 minutos de batalla, y de dos horas y 22 minutos de último set, y los otros dos, contra la alemana Angelique Kerber.

Wozniacki levantó dos en su duelo de segunda ronda contra la croata Jana Fett, 119 del mundo, por 3-6, 6-2 y 7-5 después de dos horas y 30 minutos.

Bellezas del Australian Open

Para la danesa, abanderada de su país en los Juegos Olímpicos de Río, y que disputa su cuadro número 30 de un grande, representa una doble oportunidad. No solo la de conseguir el primer título 'major' de su palmarés, sino también recuperar el número uno del mundo que ostentó durante 67 semanas y olvidar aquella bola de partido que tuvo en la semifinal de 2011 contra la china Na Li en estas mismas pistas.

De lograr la victoria este sábado y volver al número uno, Wozniacki lo haría justamente después de seis años, el periodo más largo entre una fecha y otra, desde que los ránkings aparecieron en noviembre de 1975.