SECCIONES DEEntretenimiento

Con "Black Panther", Kendrick Lamar demuestra que es la voz de su generación (por si a alguien le quedaba la duda)

Israel Pompa-Alcalá Israel Pompa-Alcalá

13 de febrero de 2018, 02:17 hrs

Imagen, reutersKendrick Lamar en la más reciente entrega de los Grammys, donde se convirtió en el máximo ganador de la noche. Imagen: Reuters. 

En 1966, Stan Lee y Jack Kirby, dos jóvenes neoyorquinos creadores de cómics tuvieron una idea: crear un súper héroe con el cual la comunidad afroamericana pudiera identificarse. ¿El resultado? T'Challa, joven heredero al trono de Wakanda, país africano ficticio que cuenta con un material único, el Vibranium, obtenido de un meteorito. El Vibranium es tan poderoso que no sólo les ha ayudado a construir tecnología y armas futuristas, sino que incluso forma parte de la aleación del escudo de otro ícono: el Capitán América. 

Los habitantes de Wakanda, conscientes de la voracidad del hombre blanco, han mantenido en secreto el indestructible material. Sin embargo, los invasores logran descubrir el Vibranium, lo cual desencadena un ataque que acaba con la vida del padre de T'Challa. Es así que el joven se ve en la necesidad de enfundarse en un traje negro hecho de Vibranium. Así, T'Challa se convierte en la Pantera Negra, defensor de Wakanda ante la ambición del mundo occidental. 

Esta premisa es la misma que sirve de punto de partida a Black Panther, la nueva cinta de Marvel Studios, misma que ha resultado un éxito total en taquilla, un hito entre los críticos (varios la colocan como la mejor película de súper héroes a la fecha), pero sobre todo, se ha rebasado como mero entretenimiento para convertirse en un referente social para la comunidad afroamericana. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en su ADN: contrario a otras historias de héroes provenientes de África, ésta no se trata de víctimas de abusos, sino que los habitantes de Wakanda son dueños de un reino propio, inventores de tecnología, controladores de su mundo: se erigen como dueños del poder. 

Kendrick Lamar anuncia esperadas fechas de tour "TDE: The Championship Tour"

Para esta fuerza argumental, era necesario encontrar las notas adecuadas, música que hiciera vibrar las entrañas de la misma Wakanda. Y quién mejor para hacerlo que el artista más avanzado, creativo, sofisticado y poderoso de la actualidad: Kendrick Lamar. En la cúspide de su creatividad, Lamar aceptó realizar, en un principio, sólo un par de canciones para la película. Sin embargo, luego de ver algunas partes de la misma en un adelanto exclusivo, pidió realizar más composiciones, al tiempo que se encargó de invitar a otros artistas a realizar aportaciones. 

El resultado es un disco de alta manufactura, que a pesar de contar con aportaciones de diversos músicos, no pierde cohesión ni calidad. Con esta obra, Lamar se puede anotar un nuevo éxito, no sólo comercial, sino creativo, el cual se suma a una obra de por sí brillante. 

Cabe recordar que Kendrick es responsable de To Pimp a Butterfly, álbum lanzado durante 2014, que en plena controversia por la brutalidad policiaca ejercida contra la comunidad negra, se convirtió en vocero de una generación, con lo cual se convirtió en un clásico instantáneo (el presidente Obama lo llamó su disco favorito de aquel año). A dicha obra le seguirían Untitled Unmastered y DAMN, dos discos grandísimos, que colocaron al oriundo de Compton a la vanguardia musical. 

Con Black Panther: The Album, Lamar se consolida como el mejor artista de su generación. Basta con escuchar el tema homónimo para vibrar con fuerza: los sonidos de África se mezclan con el rap filoso de Kendrick, quien convertido en un símil de T'Challa, reclama su trono. 

La alfombra roja de los Grammys 2018

Aida Cuevas, Jazzmeia Horn y la rapera Eve
Aida Cuevas, Jazzmeia Horn y la rapera Eve
Lisa Loeb
Lisa Loeb
Juanes y Karen Martínez
Juanes y Karen Martínez
Code Orange
Code Orange
Koleo
Koleo
Joy Villa
Joy Villa
Mali Music
Mali Music
D.R.A.M.
D.R.A.M.
Reba McEntire, Tina Campbell y Natalie Grant
Reba McEntire, Tina Campbell y Natalie Grant
Patrick Starrr, Ice T y Coco
Patrick Starrr, Ice T y Coco
Lady Gaga llegó a la alfombra roja de los Grammys 2018
Lady Gaga llegó a la alfombra roja de los Grammys 2018
Maren Morris y Ryan Hurd
Maren Morris y Ryan Hurd
Lana Del Rey
Lana Del Rey
Rapsody, Jenny McCarthy y Anna Kendrick
Rapsody, Jenny McCarthy y Anna Kendrick
Kimberly Schlapman , Little Big Town
Kimberly Schlapman , Little Big Town
Bebe Rexha
Bebe Rexha
Camila Cabello
Camila Cabello
Kesha
Kesha
Nick Jonas
Nick Jonas
Sam Smith
Sam Smith
Rita Ora
Rita Ora
Katie Holmes
Katie Holmes
Chrissy Teigen y John Legend
Chrissy Teigen y John Legend
Miley Cyrus
Miley Cyrus
Heidi Klum
Heidi Klum
Pink
Pink
Andra Day
Andra Day

Después viene "All The Stars", tema de corte pop donde Kendrick se hace acompañar por la joven cantante SZA. La combinación entre las rimas y el canto de sirena nos entregan un hit de la pista, una oda brillante a la fuerza de la gente de Wakanda, que no teme a los ataques de los invasores. 

El tercer track, "X", es un rap oscuro, un bello contrapeso a la luminosidad del tema anterior. Aquí Lamar suelta la lengua de forma precisa junto a 2 Chainz y Saudi, quienes se mantienen a la altura de la canción, para crear un tema tenso, pero no por ello menos fuerte: se trata de un rumor debajo de la tierra que parece explotará en cualquier momento, pero se mantiene sereno rumbo al final de la canción, que toma tintes melancólicos. 

"The Ways" continúa el programa. Se trata de un semi R&B que tiene como protagonistas a Khalid y Swae Lee. La producción es impecable, mientras las voces se complementan a la perfección (una es aguda y sensual, la otra es lenta y grave). Un gran tema. 

El quinto acto de esta obra, llamado "Opps", recupera al Kendrick rítmico, poderoso y oscuro, quien acompañado de Vince Staples y Yuglen Blakrok, es capaz de colocarnos de vuelta en el corazón de Wakanda. Luego viene el turno de "I Am", semi balada triste adornada con la bellísima voz de Jorja Smith, quien logra hacer de la tristeza algo atractivo y hasta sensual. 

"Despacito" se fue sin Grammys; fans culpan al racismo

"Paramedic!", corte que parte a la mitad el disco, tiene como principales figuras al colectivo SOB X RBE, conformado por jóvenes rabiosos que utilizan la rima como arma contra todo lo que se les ponga enfrente. "Bloody Waters", quizá el tema más débil del disco (aunque ya quisiera cualquier artista tener esta "mala" canción) junta a Ab-Soul, Anderson. Paak y James Blake con Lamar para recitarnos versos diversos sobre una base un tanto monótona, que no explota la tremenda capacidad vocal de Blake, uno de los mejores cantantes de la actualidad. 

El track número 9 es "King's Dead", y resulta tan potente como su título. Después viene un pequeño descanso llamado 'Redemption Interlude', donde participa Zacari, viejo conocido de Kendrick, pues es la voz cantante en "LOVE.", una de las composiciones más conocidas del DAMN. 

A continuación, como una contraparte juguetona, se presenta "Redemption", que lo mismo abreva del reggaeton, el jazz, el pop y la música africana. Una auténtica locura que bien podría convertirse en éxito de las pistas gracias al genio de Lamar

"Seasons" es una balada dolorosa, en la cual Mozzy, Sjeva y Reason entregan lo mejor de su arte. "Big Shoot", ejecutada en conjunto con Travis Scott, bien podría haber estado contenida en el ya mencionado DAMN. Para cerrar con broche de oro está "Pray For Me", un tema que, estoy seguro, gente como Jay-Z o Kanye West envidian cada que lo escuchan. 

En conclusión: nos encontramos ante un nuevo pase de magia de Kendrick, quien se erige como el nuevo rey de la música pop (en su acepción de popular), quien sabe proteger los mejores secretos de su amplia raíz musical para otorgarnos un disco tan impecable, que pareciera estar hecho de auténtico Vibranium. Larga vida al rey Lamar. Larga vida al rey T'Challa. Larga vida a Black Panther