SECCIONES DEEntretenimiento

Kim Kardashian no tiene nada malo que decir de Trump

Paloma López Paloma López

31 de julio de 2018, 10:46 hrs

El animador y humorista Jimmy Kimmel tuvo una larga charla con Kim Kardashian, con quien se reunió precisamente antes del estreno de la nueva temporada de Keeping Up with the Kardashians. Sin embargo, más que con el reality que protagonizan Kim y todo el clan Kardashian, la charla se centró nada ma´s y nada menos que en el presidente Donald Trump

De acuerdo con información de The Daily Beast, la amena charla comenzó cuando el presentador y Kim charlaron de la visita de ésta a Casa Blanca, durante el cual convenció al presidente de que perdonara a Alice Marie Johnson, una mujer de 62 años que cumplía cadena perpetua por primera vez. 

"Este parecía ser el día más feliz de su presidencia", dijo Kimmel, mostrando la foto de Trump radiante junto a un Kardashian de cara dura en la Oficina Oval.

"Quiero decir, entro y pienso: miro a mi alrededor y estoy algo asombrada por la Oficina Oval y lo primero que digo en nuestra reunión, digo, 'Mierda, estamos en la puta oficina oval”, fue lo que narró Kim a Kardashian a Kimmel. 

"Eso es lo que le dije. Eso fue lo primero que dije. Y tuve que tomarme un momento para realizar que realmente estábamos ahí", continuó. 

"Sí, especialmente raro que él esté allí, ¿verdad?", respondió Kimmel. 

El presentador también preguntó si Kardashian tiene una lista de más personas a las que quiere que libere Trump. 

"¿Está Melania?". Cuando Kardashian dijo que "amaba" a la primera dama, Kimmel bromeó: "Lo sé, amamos a Melania. Ella necesita ser liberada ".

Asimismo, Kardashian dijo que recientemente visitó una prisión para mujeres y "se sintió mal" porque cuando las internas vieron que estaba allí, "fueron como golpear las ventanas como '¡Kim está aquí para sacarnos!'".

Kardashian también le dijo a Kimmel que cuando recibió la llamada del propio Trump haciéndole saber que había aceptado perdonar a Johnson, ella estaba en medio de una sesión de fotos desnuda. 

"¿Estabas desnudo cuando Donald Trump te llamó?", preguntó Kimmel. 

Kardashian respondió que no, pues se había puesto una bata antes de levantar el teléfono. "¿Sabía el presidente que solo estabas en bata y nada más? Porque probablemente habría liberado toda la prisión si se lo hubieras dicho", dijo el humorista. 

Más tarde en la entrevista, Kimmel mencionó al esposo de Kardashian, Kanye West, quien no hace mucho expresó su "amor" por Trump.  

Kimmel preguntó si Kanye sigue siendo fan de Trump, si éste le sigue pareciendo bien. La celebrity dijo que sí. Sin embargo, al ser cuestionada sobre su ideología política, se mostró un tanto reservada. 

Dijo que no participa en debates políticos con West porque "respeta" sus opiniones. 

"Él no necesariamente está de acuerdo con las políticas. A él le gusta, eh, algo así como su personalidad y cómo llegó a ser presidente cuando todos lo subestimaron". 

"Pero no tengo nada malo que decir sobre el presidente. Ha hecho algo increíble", insistió Kardashian. 

Además, dijo que "no está de acuerdo con todo" en lo que realizaT rump, pero se mantiene "enfocada" en este favor personal que hizo por ella. Al igual que Kanye, un tema del que aparentemente no quizo  "profundizar" en todo lo demás.

Kim Kardashian revela que su sensual actitud se inspiró en famosa actriz mexicana