SECCIONES DENoticias

Los países que Trump insultó y ahora quiere dejar sin protección

Azteca América Azteca América

12 de enero de 2018, 19:37 hrs

trump dacaImagen: Reuters

Jueves 11 de enero de 2018. Un día más en la Casa Blanca. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se reúne con varios senadores para discutir el Programa de Acción Diferida (DACA por sus siglas en inglés). 

Un par de ellos le plantean un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, también por sus siglas en inglés). Y entonces la bomba estalla. “¿Por qué tenemos a toda esta gente de países que son un agujero de mierda viniendo aquí?”, suelta el mandatario.

“Preferiría tener a más inmigrantes de Noruega que de esos lugares”, remata.

Viernes 12 de enero de 2018. Un día más en la Casa Blanca. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, otra vez se ve envuelto en una polémica racial. La gente presente en la reunión para discutir temas migratorios relata lo acontecido a diversos medios. El asunto se publica. Trump, vía Twitter, responde que si bien utilizó un lenguaje fuerte en la junta, jamás utilizó las palabras dichas por los senadores. Otro fuego que quién sabe si, por fin, acabará por incendiar la poca reputación que le queda a Donald Trump.

Pero más allá del escándalo número (inserte una cifra aquí), lo importante es conocer las naciones a las que se refirió Trump, así como sus contextos, para entender un poco más del porqué la gravedad de sus declaraciones.

El TPS es un programa que sitúa a países cuyas condiciones impiden temporalmente a sus ciudadanos retornar a ellos con seguridad o aquellos que, en ciertas circunstancias, se vuelven inhabitables por condiciones ambientales o de guerra. El secretario de Seguridad Nacional puede designar a un país para recibir esta protección, la cual recae en sus ciudadanos, quienes reciben visados temporales para mantenerse a salvo en tierra estadounidense.

Actualmente, son 10 países los que vive esta situación: Haití, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Somalia, Siria, Sudán, Sudán del Sur, y Nepal.

 Veamos cada uno de los casos.

Haití. La isla caribeña recibió el TPS en 2010, luego de que un terremoto de 7 grados en la escala de Richter acabara con la vida de 300,000 personas, al tiempo que forzó el desplazamiento de casi un millón. La protección al pueblo haitiano debería mantenerse hasta julio de 2019.

El Salvador. Otro terremoto es el responsable de la inclusión del país centroamericano en el TPS. La tierra se movió con una fuerza de 7.7 grados Richter un día de 2001, lo que provocó cientos de muertes y daños a más de 200,000 viviendas. El programa también llegaría a su fin en 2019, pero en septiembre.

Honduras. El huracán Mitch alcanzó la categoría 5 en 1998, para luego golpear con fuerza a los hondureños. 11,000 personas murieron durante el desastre. A esto hay que sumar sus graves problemas económicos y de violencia, pues las pandillas controlan gran parte del territorio. La conjunción de estos hechos orilló a Estados Unidos a incluirlos en el TPS.

Testigo confirma que Trump dijo "agujeros de mierda"

La fecha de expiración aún no se determina.

Nicaragua. El propio Mitch, con su violenta fuerza, también atacó tierras nicaragüenses, donde si bien la cifra de muertos fue menor que la hondureña, los daños materiales fueron altos. A pesar de esto, el Departamento de Seguridad Nacional considera que ya no existen condiciones tan adversas, así que el TPS finalizará en enero de 2019.

Nepal. 8,000 personas fallecieron luego de que se registrara un terremoto de 7.8 grados en 2015. A la sacudida de la tierra vino otra de corte económico, que afectó al 3% de la población según cifras del Banco Mundial. No existe fecha para terminar el TPS.

Somalia. El dictador Siad Barre fue derrocado en 1991 gracias a una guerra civil. Desde entonces, las condiciones de vida en la región son un desastre, mientras la infraestructura económica está totalmente arruinada. El Departamento de Seguridad Nacional ha reiterado que “Somalia permanece frágil y volátil”, por tanto, no existe fecha para finalizar el TPS.

Siria. Otra guerra civil, pero esta desatada en 2012, es la que ha provocado que cerca de 400,000 sirios hayan sido asesinados, mientras millones de ellos se han tenido que desplazar para no ser víctimas del conflicto. Hace un par de años, el Departamento de Seguridad Nacional decretó que “el conflicto violento y la crisis humanitaria siguen suponiendo un riesgo para toda Siria”. No hay fecha para poner fin a la protección. 

Sudán. Varios conflictos armados han destruido la paz en la región, sobre todo desde 2003, año en el que los rebeldes de Darfur se levantaron contra el gobierno. El TPS se concedió por “las condiciones extraordinarias y temporales de violencia” que el país sufría. Permanece sin fecha de caducidad.

Sudán del Sur. 30 años de violencia es lo que ha tenido que aguantar la gente de Sudan del Sur, quienes lograron su independencia en 2011. Sin embargo, el conflicto con su vecino del norte ha dejado cientos de muertos y más de un millón de desplazados. A su vez, el Banco Mundial advierte que el conflicto ha destruido cualquier posibilidad de estructura económica o comercial. La fecha para finalizar el TPS permanece en el aire.

Yemen. En septiembre de 2015, esta nación asiática recibió el TPS tras la guerra civil entre rebeldes hutíes y los allegados al presidente Abdu Rabu Mansuour Hadi, quien fue impuesto sin respetar la vía democrática (cabe destacar que Estados Unidos respaldó al mandatario). Cerca de 10,000 personas han muerto, mientras millones han sido desplazadas o padecen hambruna y cólera. La situación es tan grave que no existe fecha para acabar la protección.

Fin del TPS: El futuro de miles de salvadoreños que han limpiado oficinas federales por años pende de un hilo