SECCIONES DENoticias

Bebé prematura muere por torpeza del personal de hospital

Azteca América Azteca América

12 de enero de 2018, 21:54 hrs

Imagen, Pixabay

Imagen ilustrativa: Pixabay

Un bebé prematuro murió a causa de la torpeza del personal de un hospital que insertó incorrectamente la sonda para alimentación en una arteria, reportó Mirror.

La trágica muerte ocurrió el 30 de marzo del 2016 en Southampton, Inglaterra, pero la causa de la muerte fue revelada recientemente. 

El error se reveló por medio de una placa de rayos X, que mostró que la muerte fue causada por un infarto, esto es, por la obstrucción de la sangre que llega a un órgano o a un tejido. En este caso, la obstrucción de la sangre fue en su columna vertebral, lo que llevó a que ocurrieran abnormalidades.

Los padres de Betsy, Miss Collins, de 30 años, y Neil Riley, de 37, vieron como la vida de su bebé se iba de sus manos. 

Según reporta Mirror, Betsy estaba controlada con un soporte de vida completo pero después de doce horas se le quitó el oxígeno y vivió dos semanas así desafiando las expectativas. 

Bebé da un beso de despedida a su mamá antes de que la descontecten

Sin embargo, poco más tarde, Collins y Riley notaron que la pequeña Betsy empezaba a tener fuerza en sus manos y poco después dejó de mover los brazos. Este cambio abrupto en la salud de Betsy llenó de incertidumbre a sus padres.

"Preguntamos inmediatamente. Notamos un cambio gigantesco y repentino, pero estuvimos siendo engañados por el personal del hospital", dijo Collins.

Después, el estado de Betsy empeoró cada vez más. Luchaba para respirar y quedó paralizada de la cintura arriba. Los estudios revelaron que había una irregularidad en su columna vertebral que no estaba en su nacimiento. Betsy murió el 30 de marzo del 2016.

Los estudios postmortem revelaron que la causa del infarto fue provocada por la inserción incorrecta de la sonda de alimentación, informó una fuente a Mirror, quien lo escuchó del personal médico de la Universidad en Southampton.

Miss Collins declaró que al parecer "hubo varios errores y les tomó meses y meses al hospital decirnos".

"Pusimos mucha fe en estas personas. Nadie tomó la responsabilidad por lo que sucedió", dijo Riley, el padre de Betsy.

Policía detiene a enfermera por dar morfina a bebé