SECCIONES DENoticias

Muro y más armas nucleares: así el presupuesto de Trump

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

12 de febrero de 2018, 14:30 hrs

trumpTrump celebra una reunión de infraestructura en la Casa Blanca en Washington. Imagen: Reuters.

La propuesta presupuestaria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para el año fiscal 2019 presentada este lunes incluye una petición de 1,600 millones de dólares para cercar unos 104 kilómetros (65 millas) de los 3.180 kilómetros de la frontera con México, solicitud similar a la que hizo el año pasado.

En esta ocasión, el mandatario solicitó esta cantidad para proteger la zona del valle del río Bravo (Texas) "a petición de las autoridades migratorias de la zona", según aseguraron altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en una llamada con periodistas.

Trump pidió el año anterior la misma cuantía, 1,600 millones, para construir un muro en la misma área y en San Diego (California), limítrofe con la ciudad de Tijuana (México), pero el Congreso no ha aprobado por ahora una partida específica para su construcción.

"Un muro fronterizo es fundamental para combatir la adicción a las drogas que causa miles de muertes innecesarias en Estados Unidos y para evitar la entrada ilegal de inmigrantes", señaló la misma fuente, que prefirió mantener en el anonimato.

La Administración de Trump espera gastar un total de 25,000 millones de dólares en el muro fronterizo, que incluyen 18,000 millones de la propia construcción física y 7,000 millones de mejoras tecnológicas y equipamiento, detallaron este lunes desde el departamento.

Sin embargo, esta cantidad está sujeta a la negociación sobre una reforma migratoria que puede iniciar hoy en el Senado y que determinará el futuro de 690,000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, entre otras medidas.

En total, la propuesta de este lunes incorpora un aumento de 3,400 millones de dólares (un 8 %) para el presupuesto del DHS respecto al año 2017, la fecha más reciente de la que se tienen datos.

En esta partida se incluyen, además del muro, 782 millones para incorporar 2,000 nuevos agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), el doble de los previsto; y 750 nuevos policías fronterizos, de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Trump, presentó su plan para "reconstruir la desmoronada infraestructura" del país, que busca movilizar hasta 1.5 billones de dólares en los próximos diez años en un plan que combina fondos federales y estatales con incentivos para el sector privado.

Congreso aprueba presupuesto; deja fuera a "dreamers"

"Tenemos que reconstruir nuestra desmoronada infraestructura (...) Se trata del plan más grande y atrevido" del país, dijo Trump en un encuentro con gobernadores y alcaldes en la Casa Blanca, al dar a conocer algunos detalles de su propuesta.

Para alcanzar los 1.5 billones de dólares prometidos, el presidente confía en que el pequeño porcentaje aportado por el gobierno federal sea multiplicado por la labor conjunta de los estados y entidades locales en asociación con el sector privado.

Del total, 200,000 millones de dólares serán fondos federales que el gobernante pedirá directamente al Congreso durante los próximos diez años, y la mitad de estos irán destinados a aquellos estados o localidades a los que les quede poco para completar un proyecto ya en marcha.

"Vamos a tener un montón de asociaciones público-privadas, y de esa manera los proyectos se concluyen a tiempo y dentro de presupuesto", dijo el mandatario.

Como gran incentivo, recurrió a la desregulación para facilitar la aprobación de permisos.

En concreto, aseguró que "se acelerará el periodo para obtener autorización de 10 años a dos años, e incluso a un año".

El Ejecutivo también quiere invertir 50,000 millones de dólares en zonas rurales, como acceso a banda ancha de internet, y otros 20,000 millones en "programas transformadores" y que plasmen una "visión de futuro".

También se incluirán 20,000 millones de dólares a expandir su actual programa de préstamos y bonos a empresa privadas con el que actualmente se financian actividades para la renovación de infraestructuras de transporte y de agua, entre otros.

Desde la oposición demócrata se criticó rápidamente el plan de Trump por estar diseñado "para contentar a sus aliados políticos", afirmó Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado.

"La propuesta haría muy poco para mejorar nuestra dañada infraestructura, y pondría una carga insostenible sobre nuestros gobiernos locales y llevaría a peajes en todo el país", dijo Schumer.

En la misma línea se expresó el congresista Peter DeFazio, el demócrata de más alto rango en el comité de Transporte de la Cámara de Representantes, al recalcar que "no es un verdadero plan de infraestructura (...) es un intento de la Administración de privatizar funciones gubernamentales fundamentales, y crear beneficios para sus amigos en Wall Street".

Además Trump planea modernizar el arsenal nuclear del país, porque según él "otros" países están haciendo lo mismo y aseguró que, si esas otras naciones pusieran fin a su escalada armamentística, Washington también lo haría.

"Estamos incrementando nuestros inventarios de prácticamente cada arma, estamos modernizando y creando una nueva fuerza nuclear y, francamente, lo estamos haciendo porque otros lo hacen. Si ellos paran, nosotros pararemos", dijo el presidente durante la presentación de su nuevo plan nacional para infraestructuras.

La afirmación de Trump se produjo después de que su vicepresidente, Mike Pence, anunciara este domingo que Estados Unidos podría participar en las negociaciones entre las dos Coreas, después de que durante los últimos meses el propio Trump rechazara esta posibilidad hasta que Pyongyang pusiera fin a su programa nuclear.

La propuesta de Trump no cuenta con muchas posibilidades en el Congreso debido a que se produce poco después de la ambiciosa rebaja de impuestos que se aprobó el pasado año y el reciente acuerdo presupuestario que aumenta notablemente el gasto social y en defensa, lo que incrementa las presiones sobre las cuentas públicas y el déficit federal.

Trump: Hoy comienzan conversaciones "muy serias" sobre DACA