SECCIONES DENoticias

Funcionario dimite porque Casa Blanca le negó acceso a información clasificada por haber fumado marihuana en el pasado

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

14 de febrero de 2018, 16:55 hrs

Imagen, White House, Sonya N. Hebert

Imagen: White House / Sonya N. Hebert

Un funcionario del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca dimitió este miércoles tras denegársele una autorización de seguridad permanente por haber consumido marihuana, con lo que se convirtió en el tercer cargo que renuncia en una semana, informó este miércoles el diario Politico.

George David Banks, que trabajó desde febrero de 2017 como asesor del presidente, Donald Trump, para política medioambiental y de energía internacional, declaró a la citada publicación que la Casa Blanca le informó el martes de que se le denegó su solicitud de autorización por haber consumido marihuana en el pasado.

Según el diario especializado en política, Banks, al igual que otras tres docenas de funcionarios de la residencia presidencial, ha trabajado con un permiso de seguridad temporal mientras el Gobierno evaluaba su caso.

Banks es el tercer funcionario de la Casa Blanca que deja la Administración durante la última semana.

El pasado miércoles, el secretario de personal de la Casa Blanca Rob Porter renunció tras ser acusado de maltratar a sus dos exesposas física y verbalmente.

Congreso investiga contratación de Rob Porter por la Casa Blanca

El viernes, David Sorensen, un redactor de discursos de la Casa Blanca, dimitió después de que su exmujer le acusara de haberla maltratado física y emocionalmente durante su matrimonio.

Tanto Rob Porter como David Sorensen han negado las acusaciones de maltrato.

El caso de Porter se tornó en un escándalo porque supuestamente el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y otros altos funcionarios conocían desde hacía meses las acusaciones en su contra, y aún así le defendieron e incluso promovieron su ascenso.

La situación de Porter ha dado paso a otro escándalo, al descubrirse que otros altos funcionarios acceden regularmente a información confidencial sin haber recibido un permiso permanente de seguridad a ese efecto.

Entre esos funcionarios está, según medios locales, Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente Trump, cuya labor en temas de política exterior requiere que acceda a información clasificada de los servicios de inteligencia estadounidenses. 

Trump dice apoyar a mujeres pero defiende a hombres maltratadores