SECCIONES DENoticias

Leyó sobre muerte misteriosa de niño; esa información le salvó la vida a su hija

Azteca América Azteca América

25 de abril de 2018, 06:15 hrs

Después de una fiebre que duró tres días, malestares y diarreas constantes a los que se enfrentaba la pequeña Elianna Grace de cuatro años, su madre, Lacey, comenzó a inquietarse. Rapidamente, comenzó a repasar en su mente las actividades que la bebé había realizado durante los últimos días… Entonces, Lacey recordó aquella tarde del 14 de abril en la piscina de los abuelos. 

La pequeña estaba jugando con otra persona con un fideo de piscina, [(un flotador alargado hecho de espuma con un orificio en cada extremo). Todo iba bien hasta que la niña puso su boquita en el extremo del fideo para soplar, pero al mismo tiempo, la persona con la que estaba jugando, sopló al otro extremo del fideo, lo que provocó que el agua que se encontraba en el interior del fideo, saliera disparada hacia la garganta de la pequeña. 

Elianna inhaló agua con cloro. Lacey Grace le dijo a The Washington Post que ayudó a la niña a que  expulsara el agua clorada. Al día siguiente, parecía estar bien en un viaje de compras con su madre. La crisis parecía evitada.

El lunes, el preescolar de la niña llamó a sus padres. Elianna tenía fiebre. Tendría que irse a su casa y, según la política de la instalación, permanecer al menos 24 horas. Ella pasó un día con su madre en el negocio de la familia, coloreando tranquilamente en un rincón. Dos días más tarde, regresó al preescolar sin efectos nocivos. Pero el preescolar volvió a llamar. La fiebre había regresado.

Esta vez, su madre la llevó directamente a urgencias, pero incluso entonces, Lacey Grace se preocupó por su reacción exagerada. Ella y su esposo tienen dos hijas, la niña de cuatro años y otra bebé de casi dos. 

Lacey había leído acerca de Frankie Delgado Jr., quien murió el verano pasado en circunstancias similares. Frankie, también de cuatro años, inhaló una gran cantidad de agua mientras chapoteaba en el Texas City Dike con su familia. 

Grace se hallaba preocupada porque los síntomas que se manifestaron unos días después fueron "ahogamiento en seco", un término impreciso para describir el agua atrapada en el sistema respiratorio que, en última instancia, puede dificultar la respiración de una persona. 

Sin embargo, los expertos dicen que puede haber sido una infección bacteriana. Cualquiera que sea la causa, el resultado fue trágico: un niño por lo demás sano, muerto en cuestión de días. 

"Nunca hubiera correlacionado esa fiebre con el incidente de la piscina si no hubiera leído esa historia sobre Frankie. Pensé que esto no le iba a pasar a Elianna", dijo Lacey Grace.

Grace notó señales preocupantes mientras miraba a su hija sobrecalentada camino a urgencias. La niña estaba temblando. Y había manchas púrpuras en la piel de la niña mientras la radiografiaban.

"El médico salió y dijo 'Tienes que encontrar la sala de emergencia más cercana'", recordó. 

Dejó a su madre anciana sentada en una silla por un año hasta su muerte

En la instalación más avanzada, los médicos dieron a los padres preocupados de Elianna el pronóstico: “su hija tenía una infección bacteriana poco frecuente pero grave en los pulmones y luchaba por obtener suficiente oxígeno en el torrente sanguíneo. Todo comenzó con el agua que había respirado en la piscina”. 

Dos horas después y debido a la gravedad de su salud, Elianna fue transferida a un hospital más grande, donde le diagnosticaron neumonía por aspiración. Actualmente recibe oxígeno y depende de él para poder respirar.

“Han intentado retirar los tubos para que respire por ella misma, pero su nivel baja rápido. Recibió su segunda dosis de antibiótico, pero aún no vemos ningún resultado. Las fiebres continúa”, relató su Grace, quien dijo que Elianna espera sea su última radiografía este miércoles.

Inicialmente, los médicos habían considerado que el caso de Elianna era "ahogamiento seco" o "ahogamiento secundario", aunque sus padres dijeron que los médicos le dijeron que la niña luchaba contra una infección secundaria. 

Los amigos de la familia han comenzado a apoyar a Grace a pagar los costos del hospital y han inscrito su caso a la fundación Ground Me para recibir apoyo, pues según los médicos ella padece una neumonitis química, neumonía por inhalación y edema perihiliar.

Preguntas similares sobre el  "diagnóstico de ahogo seco" frente a una infección bacteriana que se propaga rápidamente, surgió con el caso de Frankie, del que Grace se enteró hace unos días. 

El niño de cuatro años chapoteó en el agua que le llegaba hasta las rodillas. Poco después de llegar a casa, comenzó a vomitar y tuvo diarrea. 

El 3 de junio pasado, el niño le dijo a sus padres que le dolían los hombros y se acostó a dormir la siesta.

"De la nada, simplemente se despertó...Dijo 'ahhh', tomó su último aliento, y no supe qué hacer más... Entré. Pude verlo allí tirado; todavía estaban trabajando en él ", dijo su madre, Tara Delgado, al afiliado de CBS KHOU. "Estaba gritando, '¡Déjame tocar a mi bebé! Tal vez él necesita el toque de su madre '".

Los familiares (y los periodistas que hablaron con ellos) inicialmente atribuyeron su muerte al ahogamiento en seco, aunque otros dijeron que sus síntomas parecían similares a una infección bacteriana, según The Washington Post

En el ahogamiento seco, la laringe de una persona se cierra en un intento por evitar que el agua se filtre al sistema respiratorio, según la Clínica Cleveland. Pero el aire tampoco puede pasar, privando al cuerpo de oxígeno. En ahogamiento secundario, el agua queda atrapada en el sistema respiratorio. Causa espasmos en los pulmones, lo que dificulta que una persona respire. Los pulmones también pueden irritarse y llenarse de líquido.

Incluso si su hija no era una víctima de "ahogamiento en seco", la situación todavía era muy triste, dijo Grace

La historia de la repentina enfermedad de su hija está vinculada para siempre con la de Frankie.

Así que con su hija en vías de recuperación, se acercó a la madre de Frankie, Tara Delgado, y otros miembros de la familia con los que ha tenido contacto, para expresar su gratitud.

Grace le dijo a The Washington Post que la madre de Frankie le dijo que la historia de su niña la había hecho llorar. 

“Extrañamos a Frankie todos los días. Hacemos todo lo posible para que su historia salga a la luz para evitar que esto suceda. Estamos contentos de ver que está haciendo la diferencia ", fue lo que dijo la mamá del pequeño, según Grace

Arrestan al padre de niña muerta y abandonada en maleta