SECCIONES DENoticias

Veterinario traficaba heroína dentro de cachorros

Azteca América Azteca América

03 de mayo de 2018, 04:07 hrs

El día que se tituló como veterinario, Andrés López Elorez juró prevenir el sufrimiento animal y mantener su ética profesional. El juramento fue violado por el joven colombiano de 38 años, quien el pasado martes fue encontrado como culpable de usar sus habilidades quirúrgicas en un cruel plan para traficar heroína en el abdomen de cachorritos de perros. 

El fiscal del distrito este de Nueva York, Richard Donoghue, informó tras la comparecencia del veterinario ante un tribunal que fueron ocho los cachorros de raza pura descubiertos en la improvisada clínica veterinaria de Elorez, donde grandes paquetes de heroína líquida fueron implantados quirúrgicamente en los pliegues su piel, a lo largo de sus vientres. Los perritos sufrieron graves consecuencias. Cinco escaparon. Tres de ellos murieron por infecciones de las incisiones hechas para ocultar los opiáceos en sus cuerpos durante el envío a los Estados Unidos.

Según datos del diario El País, en la acusación contra el citado veterinario se relata que entre septiembre del 2004 y enero del 2005, López Elorez participó de una conspiración desde Colombia para introducir droga en Estados Unidos, para lo que la red recurría tanto a humanos y como a pequeños perros mascota. A estos les implantó paquetes de heroína líquida en el vientre para que no fuera detectada por las autoridades. Cuando los animales llegaban a Estados Unidos, eran operados para recuperar el estupefaciente, según la fiscalía.

Ahora, más de 12 años después de lo que un exjefe de la oficina federal de la Dependencia para el Control de Drogas de Nueva York llamó "uno de los métodos de contrabando más escandalosos" que había conocido, el veterinario fue acusado de colocar los paquetes de heroína dentro de los cachorros porque un cártel colombiano de drogas fue procesado en una corte federal en Brooklyn.

Andrés López, extraditado el pasado día 30 de abril tras ser detenido en España, se enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua. 

Patrulla Fronteriza encuentra mochila con tigre adentro

Hace 12 años, una investigación de la agencia antidroga estadounidense, (DEA, por sus siglas en inglés), reveló el tráfico de heroína en los cachorros. Desde entonces el gobierno estadounidense persigue a los presuntos responsables, entre ellos a López Elorez

Según el diario New York Times, López Elorez, quien tiene también nacionalidad venezolana, y otras nueve personas fueron acusadas en Nueva York de conspirar para traficar y distribuir heroína en dicho país. 

Asimismo, de acuerdo con información del diario El País, en 2005, la policía colombiana hizo una redada en su clínica en Medellín donde las autoridades encontraron diez perros, tres de ellos con droga en sus cuerpos. Al ser descubierto, el veterinario escapo a España, donde fue arrestado en 2015. Todos coacusados en este caso fueron sentenciados entre los años 2007  y 2009. 

A algunos de ellos se les convalidó el tiempo que habían estado en prisión preventiva antes de ser condenados por conspirar para importar heroína a Estados Unidos.

El martes, un día después de llegar a la detención en el Aeropuerto Internacional Kennedy, Andrés López Elorez, de 38 años, se declaró inocente ante la Jueza Magistrada Marilyn D. Sin embargo, se le condenó por los cargos federales de conspirar para importar y distribuir narcóticos. Fue detenido sin derecho a fianza.  

El abogado designado a López Elorez por el tribunal, Mitchell Dinnerstein, dijo que su cliente "no tiene ninguna conexión real" con los Estados Unidos. 

El juez escuchó un debate, a través de un intérprete, sobre el deterioro de la salud física y mental veterinario colombiano: dijo que necesita medicamentos, pero que necesita cirugía por un problema de uretra. 

"Creo que mucho de esto es, francamente, relacionado con el estrés", dijo Dinnerstein. 

El camino hacia la justicia de los cachorros inició en Colombia, pasó por España y llegó hasta los Estados Unidos. Los agentes asignados para esta operación localizaron a Elorez en Pontevedra, en el noroeste de España, donde lo arrestaron en su residencia el 21 de junio de 2015.  

La conmovedora reacción de un perro al ser adoptado

Durante una década antes de su arresto, el veterinario trabajaba ejerciendo su profesión en Nogales, España, de acuerdo con un oficial de la policía. Desde su arresto ha permanecido en la cárcel en España luchando contra la extradición, según The New York Times. 

Dos de los perros rescatados de las manos del veterinario, un Rottweiler (llamado Heroína) y un Bassett Hound (llamado Donna) se convirtieron en perros sanos. 

Cuando las autoridades encontraron a los perros, muchos ya tenían bolsas de plástico llenas de drogas, alrededor de tres kilogramos de heroína líquida, cosidas en su interior. Otros estaban por ser operados.  

Los funcionarios creían que el plan del cártel era presentar a los cachorros como perros de muestra para que pasaran a inspectores de aduanas en los aeropuertos de los Estados Unidos. Aún no se sabe cuántos cachorros se usaron para transportar drogas. 

La investigación, que comenzó hace más de una década, finalmente condujo en 2006 al arresto de 21 personas en seis ciudades de Colombia y otra persona en Carolina del Norte, dijeron las autoridades. Las autoridades confiscaron 24 kilogramos de heroína en los aeropuertos de Miami y Nueva York, y en Medellín, Bogotá y Cartagena, Colombia, de acuerdo con las autoridades. 

"Los perros son el mejor amigo del hombre y, como el acusado está por aprender, somos el peor enemigo de los traficantes de drogas", dijo Richard P. Donoghue, fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York

Según los investigadores, muchas menos organizaciones han usado mascotas como embarcaciones para el contrabando de drogas. Los cachorros rescatados en 2006 muy probablemente habrían sido asesinados para sacar los narcóticos, dijeron. 

Muere Capitán, el perro que veló la tumba de su dueño por diez años