SECCIONES DENoticias

Niña muere aplastada en NY durante tormenta en noreste

Julieta Ruiz | @Juls_Rz Julieta Ruiz | @Juls_Rz

16 de mayo de 2018, 08:04 hrs

Imagen, reuters

Vista general del estadio Citi Field antes del juego entre los Mets de Nueva York y los Blue Jays de Toronto mientras las nubes de una tormenta avanzan en Nueva York, Estados Unidos, el 15 de mayo del 2018. Imagen: Reuters

El noreste del país volvió a sufrir las inclemencias del tiempo. El pasado martes, fuertes tormentas azotaron la costa este y provocaron la muerte de tres personas y dejó sin electricidad a cientos de miles de personas.

Una de las víctimas fue una niña de once años, habitante de Newburgh, Nueva York, quien murió después que los fuertes vientos derribaran a un árbol que cayó sobre el carro donde ella se encontraba dentro.

Según USA Today, el triste acontecimiento ocurrió en un instante. La madre y la niña habían llegado a su casa y comenzaban a sacar las cosas del carro cuando ráfagas de viento tiraron un enorme árbol sobre el toldo del carro. 

La madre llamó al Departamento de Bomberos, quienes sacaron a la niña de once años y la llevaron al hospital, donde finalmente murió por las heridas.

Alerta roja en Hawái por Kilauea: "Gran erupción, inminente"

En Connecticut, otros dos hombres también murieron por la caída de árboles sobre los automóviles donde se encontraban.

Debido a estas fuertes tormentas que ya se cobraron tres víctimas fatales, el Servicio Meteorológico de Estados Unidos está investigando reportes sobre tornados en Connecticut y Nueva York que podrían formarse este miércoles.

Un investigador del Servicio Meteorológico, citado por USA Today, dijo que "fueron tormentas muy fuertes que se movieron muy rápido".

Imagen, reuters

Por la tormenta, varios árboles cayeron sobre casas y autos en varios estados del noreste del país. Imagen: Reuters

Si bien las tormentas no causaron más muertes, sí provocaron más heridos por derrumbes y provocaron destrozos debido a la caída de varios árboles sobre casas y autos.

Por ejemplo, en Nueva Jersey, el techo de una escuela de enfermería se desprendió por la tormenta mientras una profesora daba clase a sus alumnos. Afortunadamente, no hubo heridos con este suceso.