SECCIONES DENoticias

Guerra comercial de Donald Trump podría causar la pérdida de hasta 2.6 millones de empleos en Estados Unidos

Azteca América Azteca América

01 de junio de 2018, 15:21 hrs

Imagen, reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Imagen: Reuters

Estados Unidos celebró este viernes el reporte emitido por el Departamento de Trabajo, quien anuncia que en el mes de mayo se crearon 223,000 empleos y la tasa de desempleo cayó a 3.8%, un mínimo que no se había alcanzado desde hace 18 años.

La buena noticia, la cual fue celebrada por el presidente Donald Trump antes de que el Departamento la anunciara, está acompañada por una predicción nada favorable por parte de la Cámara de Comercio.

Según análisis de la Cámara, las políticas arancelarias de Donald Trump hacia el resto del mundo podrían poner en peligro hasta 2.6 millones de trabajo en Estados Unidos.

Tom Donohue, jefe de la Cámara de Comercio, advirtió en un memorándum sobre el peligro que generará al mercado laboral estadounidense las tarifas arancelarias a distintos productos extranjeros, tales como aluminio y acero, por nombrar pocos.

"Una lista creciente de tarifas propuestas o impuestas por nuestro Gobierno, así como la incertidumbre sobre el futuro del TLCAN [Tratado de Libre Comercio de América del Norte], amenaza con disminuir el progreso económico que hemos hecho", escribió Donohue en el memorándum, según recogió The Hill.

Salir del TLCAN le costaría a EEUU 16,000 millones y la pérdida de 128,000 empleos

El pasado jueves, la Administración de Donald Trump anunció que los aranceles de 25% al acero y de 10% al aluminio no se excluirían a la Unión Europea, a Canadá y a México. Las acciones del mandatario de Estados Unidos recibieron inmediatamente el rechazo por parte de los tres aliados, quienes anunciaron que impondrían medidas para contrarrestarlas.

Una de las argumentaciones que ha utilizado el Gobierno de Estados Unidos para aplicar la política comercial es que, con las tarifas, reducirá el déficit comercial y traerá más trabajo a los estadounidense. Además, la Administración de Trump declaró que las tarifas contra China ayudarán a que el país asiático no evite los aranceles existentes e importe a través de otros países, algo que, según The New York Times, el Gobierno no ha presentado evidencia determinante.

Sin embargo, sus críticos opinan exactamente lo contrario, pues indican que las represalias que tomarán los países afectados perjudicará más al mercado laboral interno de Estados Unidos.

Por ejemplo, Canadá dijo que impondrá tarifas ya no sólo al acero y al aluminio, sino también a otros producto como la cerveza, el whiskey, papel higiénico y laca para el pelo. Éstas entrarpan en vigor el próximo primero de julio.

México, por su parte, respondió que aplicará aranceles equivalentes sobre aceros planos y, también, sobre embutidos y otros alimentos orgánicos como manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos.

Los logros económicos de Trump son más bien de Obama