SECCIONES DENoticias

Trump planea crear campamentos en base militar para niños inmigrantes

Azteca América Azteca América

13 de junio de 2018, 11:15 hrs

Imagen, reuters

Inmigrantes que se entregaron ellos mismos a agentes fronterizos por pasar la frontera ilegalmente de México a Estados Unidos esperan a ser trasladados para ser procesados cerca de McAllen, Texas, el 2 de abril del 2018. Imagen: Reuters

La siguiente medida de la Administración Trump en relación al gran flujo de inmigrantes y a la separación de familias que tiene lugar en la frontera con México será la construcción de campamentos en bases militares para albergar a los menores que vienen sin acompañantes o se quedan sin sus padres mientras éstos son juzgados para determinar su estatus migratorio.

De acuerdo con el diario Miami Herald, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) visitará próximamente la base militar Fort Blis, ubicada cerca de El Paso, Texas, donde considera construir un campamento para dar refugio desde 1,000 a 5,000 niños.

El Departamento indicó que también estudiará las zonas en las bases militares de Dyes Air Force Base en Abilene y en la base de Goodfellow AFB en San Angelo para erigir refugios temporales.

Activistas en favor de derechos humanos alzaron la voz inmediatamente. Clara Long, investigadora norteamericana para Human Rights Watch, declaró que “la detención de niños por propósitos de inmigración nunca está dirigida en el mejor interés de éstos y el proyecto de detener a niños en campamentos es horripilante”.

Denuncian que más de cien madres indocumentadas fueron separadas de sus hijos y detenidas en SeaTac

El HHS dijo que en las próximas semanas determinará cuál base militar de las tres escogidas tiene las mejores condiciones para albergar a los niños que están sin acompañante. De acuerdo con autoridades del HHS, los niños esperaran en los refugios hasta que el Departamento encuentre tutores que se encargue de ellos mientras su caso migratorio esté en proceso.

El anuncio de la medida ocurre después de que los niños sin acompañante aumentaran un 20% después de que el fiscal general Jeff Sessions implementara la política migratoria de “tolerancia cero”, la cual tiene como consecuencia la separación de familias, donde los niños son separados de sus padres mientras éstos resuelven sus casos migratorios. Antes de la llamada “tolerancia cero”, los niños podían permanecer con sus padres durante los proceso jurídicos que determinaban su estatus migratorio.

El aumento de niños sin acompañante provocó que los centros de detención donde ubican a los menores esté casi al límite de su capacidad.

De acuerdo con el HHS, los 11,200 niños que tiene bajo su cargo están ubicados en aproximadamente 100 refugios, los cuales están en este momento están ocupados hasta el 95% de capacidad.

ONU: Separar familias inmigrantes, "violación" a derechos de los niños

Los críticos de la medida de “tolerancia cero” señalan que la separación de familias no sólo está carente de cualquier humanidad, sino también representa un enorme costo. 

“El punto de separar familias no es sólo controversial, sino es extremadamente caro”, dijo Leon Fresco, un exasistente del fiscal general bajo la Administración de Barack Obama.