SECCIONES DENoticias

Diputados argentinos aprueban aborto legal y gratuito; falta Senado

Azteca América | Reuters Azteca América | Reuters

14 de junio de 2018, 08:09 hrs

aborto

Una manifestante asiste a una protesta a favor de legalizar el aborto fuera del Congreso mientras que los legisladores debaten sobre un proyecto de ley sobre el aborto en Buenos Aires, Argentina, el 13 de junio de 2018. El cartel dice: "El aborto". Imagen, Reuterts


La Cámara de Diputados de Argentina aprobó la mañana del jueves un proyecto para legalizar el aborto que generó una amplia polémica en el país, aunque la iniciativa difícilmente lograría el visto bueno del Senado, considerado más conservador por los expertos.

La norma, que autoriza el aborto gratuito dentro del sistema público de salud -algo que muy pocos países de América Latina permiten-, fue aprobada en una votación ajustada con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, luego de casi un día de discusión que fue seguida por decenas de miles de manifestantes en las puertas del Congreso.

"Estamos tratando un tema de salud pública que no puede ser abordado con anteojeras ni morales ni éticas ni ideológicas, y mucho menos religiosas", dijo la diputada opositora Mayra Mendoza, una de las impulsoras del proyecto, en su exposición. "Este también es un tema de justicia social", afirmó.

Gobierno de Trump planea poner fin al aborto legal

La iniciativa, que dividió las opiniones tanto dentro del oficialismo como de la oposición, ahora pasará a la Cámara alta, donde varios analistas prevén que será rechazada por muchos senadores que representan a provincias con una fuerte influencia de la Iglesia Católica.

Actualmente, Argentina solo permite el aborto en casos de violación, entre otras excepciones. Los impulsores de la nueva norma consideran que con la ley las mujeres pobres estarán en condiciones de interrumpir el embarazo de forma segura, lo que evitará muchas muertes por abortos clandestinos.

La norma recibió un fuerte apoyo de artistas, científicos y académicos, y durante semanas hubo amplias manifestaciones en las calles y en las redes sociales para promover su aprobación.

Durante el miércoles y la madrugada del jueves, los grupos a favor y en contra de la norma acamparon en el exterior del Congreso pese a las bajas temperaturas del invierno austral, a la espera de la decisión de los legisladores, que en muchos casos no habían anticipado su voto.

Tras la aprobación, miles de pañuelos verdes -símbolo local de aval a la causa- flamearon en apoyo a la legalización del aborto hasta la decimocuarta semana de gestación inclusive, una iniciativa impulsada como parte de la creciente lucha por los derechos de las mujeres en Argentina.

Los críticos, muchos de ellos católicos que expresaron su rechazo con vestimentas blancas, afirman que el proyecto es inmoral porque consideran que el aborto implica acabar con una vida humana.

Abortó a su bebé y luego intentó suicidarse.