SECCIONES DENoticias

Agente amenazó a inmigrante que huía de violencia con dar a su hija en adopción si no renunciaba a solicitud de asilo

Azteca América Azteca América

27 de junio de 2018, 04:30 hrs

Latinos en espera de cruzar la frontera

Niños sudamericanos que solicitan asilo esperan en el lado mexicano del Puente Internacional Brownsville & Matamoros después de que los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos denegaron la entrada a su familia cerca de Brownsville, Texas, Estados Unidos, 26 de junio de 2018. Imagen: Reuters

La travesía comenzó hace unos meses. María y su hija partieron de Guatemala para escapar del maltrato de su esposo… Buscarían asilo en los Estados Unidos. Dicha travesía se convirtió en una pesadilla que comenzó la primera semana de junio cuando cruzaron el Río Bravo en una balsa que tomaron cerca de McAllen, Texas

Debido a que María había cometido una ofensa menor, cruzar la frontera ilegalmente (hecho que el Gobierno de Trump decidió procesar deteniendo a todos los que lo hagan),  ella y su hija fueron enviadas a un centro de procesamiento donde presuntamente un oficial de CBP le dio a María una dura elección. (María es un seudónimo para proteger su identidad). Si ella renunciara a su solicitud de asilo y regresara a Guatemala, ella y su hija permanecerían juntas. Si ella solicitaba asilo, sería encarcelada por un año y su hija sería adoptada. Nunca volvería a ver a su hija.

Según The Daily Beast María relató esta historia la semana pasada a Edgar Saldívar, un abogado sénior de la ACLU de Texas.

"Estaba muy angustiada. Su mente estaba un poco dispersa, pero después de pasar bastante tiempo hablando con ella, recuperó la compostura y habló conmigo", contó el abogado Saldívar. 

"Hemos escuchado sobre la historia de los oficiales de CBP que utilizan mentiras y desinformación para presionar a la gente a firmar salidas voluntarias. Pero en este contexto específico, donde amenazan con llevarse a un niño y adoptarlo a una familia estadounidense, eso era algo que no había escuchado antes", confesó. 

Un representante de CBP se negó a comentar sobre las acusaciones de María, citando un litigio pendiente sobre las separaciones familiares. Según la ley de Texas, un niño solo puede ser adoptado si los padres biológicos dan su consentimiento para la adopción o si un juez cancela sus derechos parentales.  

Jueza de EEUU prohíbe la separación de padres y niños inmigrantes

La semana pasada, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que supuestamente puso fin a las separaciones familiares en la frontera, pero llegó demasiado tarde para la hija de María y otros 2,000 niños que ya habían sido separados de sus padres bajo la política de "tolerancia cero" de la administración. 

Algunos padres han sido informados por CBP que se reunirán con sus hijos solo si aceptan firmar una orden de deportación voluntaria, pero el caso de María es el primero en el que un padre ha sido amenazado con la adopción de su hijo.

Saldívar, quien trabajó en casos de lesiones catastróficas antes de pasar a un litigio por los derechos civiles, dijo que nunca ha visto clientes tan traumatizados como María, que han sido separados de sus hijos.

"Los padres son personas fuertes, que han hecho el viaje desde su país de origen hasta la frontera. Pero tan pronto como comienzas a preguntar sobre sus hijos, se derrumban. Están en dolor agonizante”, señaló. 

Finalmente, María decidió que desafiar al CBP era menos aterrador que la perspectiva de regresar a su abusivo esposo en Guatemala. Su hija fue llevada y María fue trasladada a un centro de detención federal en el sur de Texas operado por la compañía de prisiones privadas CoreCivic. Aún no sabe dónde está su hija, dijo Saldivar, y la ACLU actualmente está intentando localizarla.

Sin embargo, parece poco probable que se otorgue la solicitud de asilo de María. 

Según The Daily Best, el pasado 11 de junio, el Fiscal General Jeff Sessions emitió un fallo que hace casi imposible solicitar asilo por abuso doméstico (PDF), argumentando que "el mero hecho de que un país pueda tener problemas para vigilar efectivamente ciertos crímenes o que ciertas poblaciones son más propensos a ser víctimas de un crimen, no pueden por sí mismos establecer una solicitud de asilo ". 

La decisión revocó una política de la era de Obama que permitía a más mujeres reclamar miedo creíble de abuso doméstico como una razón para obtener asilo. 

Saldívar espera incluir el caso de María en la demanda colectiva que la ACLU presentó en marzo contra la administración Trump, desafiando su práctica de separar a los padres solicitantes de asilo y los niños pequeños. Sin embargo, augura que el proceso será muy largo. 

Mientras tanto, María permanece detenida en el sur de Texas sin una idea de dónde está su hija de 12 años, o si ha sido puesta en adopción como supuestamente amenazada. 

Al menos 17 estados demandan a Gobierno de Trump por separación de familias inmigrantes