SECCIONES DENoticias

Feminicidio de Mara Castilla podría quedar impune; amparan a su presunto asesino

Jimena Barragán Jimena Barragán

09 de julio de 2018, 18:25 hrs

Mara Fernanda Castilla Miranda, estudiante del tercer semestre de la licenciatura de Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), desapareció el 8 de septiembre del 2017. 

La mujer de 18 años de edad había acudido junto con unos amigos al bar The Bornx, el cual se ubica en San Andrés Cholula, Puebla

Al salir del bar, abordó una unidad del servicio de transporte Cabify, la cual se supone que la llevaría hasta su domicilio en el fraccionamiento Torres Mayorazgo al sur de la capital poblana; sin embargo, la joven proveniente del estado de Veracruz, jamás llegó. 

Para el 9 de septiembre de 2017, en internet ya circulaba la fotografía de Mara Fernanda Castilla, con una breve explicación de los hechos, dónde y cómo fue vista por última vez.

Los días pasaban y la campaña de búsqueda de Mara se hacía más fuerte; sin embargo, Cabify no cedió ante la presión hasta tres días después de la desaparición, el 11 de septiembre emitió un comunicado para dar a conocer que colaboraba con las investigaciones. 

Un día después, es decir, el 12 de septiembre, la Fiscalía General del Estado informó la localización y detención de Ricardo Alexis D, de 21 años de edad, en el estado de Tlaxcala por su probable responsabilidad en el delito de privación ilegal de la libertad cometido en agravio de Mara. Lo anterior incluso fue asentado en la carpeta de investigación número 14652/2017 de la Zona Centro, misma en la que se anotó que en un cateo realizado a un inmueble del chofer de Cabify en Tlaxcala, se encontraron pertenencias y ropa de la joven.

El 15 de septiembre, justo cuando se celebraba una audiencia en contra de Ricardo Alexis, los padres de la joven fueron notificados del hallazgo del cuerpo de Mara, en un paraje de Santa María Xonacatepec.

La Fiscalía y el propio gobernador del Estado de Puebla, Antonio Gali Fayad confirmaron la noticia a través de sus cuentas oficiales de Twitter.

Mara Fernanda Castilla, la nueva víctima de una sociedad feminicida

El 4 de octubre, tras una audiencia celebrada en Casa de Justicia Puebla, Ricardo Alexis fue vinculado a proceso. Sin embargo, podría obtener su libertad después de que su abogado lograra ratificar tres amparos.

El Primer tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito resolvió tres amparos, entre ellos, uno que invalida la acusación por el delito de feminicidio a favor de Ricardo Alexis, presunto asesino de Mara Castilla.

En una audiencia en Puebla los magistrados determinaron como invalido el proceso del exchofer de Cabify, actualmente recluido en el Penal de San Miguel, de acuerdo con el diario Reforma.

La defensa de Ricardo Alexis indicó que el amparo más importante es por el delito de feminicidio.

El proceso fue invalidado por los magistrados porque se determinó que existió vicio formal en la integración de pruebas, pues la Fiscalía General del Estado (FGE) inició una carpeta distinta a la de privación ilegal de la libertad, delito inicial por el que fue acusado Ricardo Alexis, sin conmutar las penas.

El segundo amparo que validaron fue el de decretar la nulidad de las investigaciones obtenidas por las autoridades ministeriales mediante los celulares del acusado y de Mara.

El amparo concedido por el Tribunal señala que se deberá iniciar por separado carpeta de investigación por feminicidio, aunque esto no implica la libertad del exchofer.

Finalmente, el tercer amparo obliga al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a repetir la audiencia de vinculación a proceso por el delito de privación ilegal de la libertad.

En caso de fallar en contra del exchofer de Cabifiy, el Juez de Control no podrá dictar prisión preventiva como medida cautelar.

La defensa espera que en las próximas semanas Ricardo Alexis pueda abandonar la cárcel tras ganar los tres amparos.

La fórmula infalible para acabar con la violencia sexual no tiene nada que ver con dejar de usar falda, beber o salir sola