SECCIONES DENoticias

Hombre le pone una cámara a su perro guía para mostrar discriminación

Marianna Fierro Marianna Fierro

09 de julio de 2018, 18:19 hrs

 Amit Patel, un ex médico de 37 años, perdió la vista en 2012 pero eso no lo detiene y  confía en su perro guía Kika para andar por la ciudad durante las horas pico.

Sin embargo, decidió ponerle una cámara a su perro guía a raíz de la frustración por el número de incidentes discriminatorios que enfrenta en su vida diaria, pero que no puede ver por sí mismo, "la gente me empuja fuera del camino, Kika ha sido maltratada, golpeada con paraguas y bolsas”.

Cuando vuelve a casa, su esposa Seema revisa el video para ver si lo han hecho deliberadamente, y luego comparte videos e imágenes en la cuenta de Twitter de Kika para crear conciencia.

Un incidente particularmente desagradable involucró a una mujer que lo atacó por no dejarla avanzar en la escalera mecánica: "Estaba con mi bebé de 2 meses en el pecho, el perro del lado izquierdo bloqueandoel paso de la escalera.Una mujer venía corriendo detrás, le dije que no podía subir la escalera mecánica por Kika, se molestó bastante y gritó que iba a perder el tren por culpa de mi perro", dijo Patel.

Niña de dos años y su perro sobreviven tras dos días perdidos en el bosque

A pesar de estos incidentes, Patel dice que el 99% de las veces no tiene ningún problema y se encuentra con gente realmente agradable. Pero el 1% de las personas son "groseros y arrogantes".

"La gente la distrae (Kika), se le atraviesan, intenta ser graciosos o la golpean", dijo. "A algunos padres no les importa y hacen que sus hijos le hablen al perro o lo acaricien, así que tengo que decirles amablemente que está trabajando y preguntarles si pueden esperar hasta que me ayude a subir al tren".

"Una vez alguien me dijo que, como tengo un perro guía, debería ser respetuoso si alguien más quiere acariciar al perro". 

En otra ocasión, Patel fue humillado en el autobús por una mujer que gritó durante 20 minutos que Kika tenía rabia y que debía bajarse. Él platicó que nadie salió en su defensa. "Ya es bastante difícil viajar por Londres; imagínese con los ojos cerrados, sin una visión útil en absoluto", dijo. 

"Una cosa que descubrí recientemente siendo ciego es la soledad. Confío en Kika y en escuchar. Pero siempre trato de salir de la casa con una sonrisa en la cara".

Patel perdió la vista en 2012 debido a una afección llamada queratocono, que cambia la forma de la córnea. Se sometió a seis trasplantes de córnea, pero cada uno fue rechazado por su cuerpo.

A pesar de los episodios negativos, Patel se siente reconfortado por la amabilidad del personal de Transport for London (TfL), quien bromea que gracias a Kika ya no los necesita, y la voz amistosa ocasional en la estación de trenes que simplemente pregunta: "Oye, estoy parado junto a ti, ¿estás bien?"

"Es vergonzoso pedir ayuda. Solo soy un londinense que quiere integrarse con el medioambiente, no quiero llamar la atención. Una vez  bajé en la estación incorrecta y Kika se perdió. Un tipo me vio de lejos y se acercó, me tocó el hombro y me preguntó si necesitaba ayuda. Me llevó hasta la estación correcta". 

Perro salva a su dueña de una serpiente de cascabel