SECCIONES DENoticias

Ejército frena temporalmente despido de reclutas inmigrantes

Azteca América I Reuters Azteca América I Reuters

09 de agosto de 2018, 07:27 hrs

Ejército y reclutas inmigrantes

Cofre que contiene restos de soldados estadounidenses de la Guerra de Corea que fueron descubiertos en Corea del Norte llegan a la Base de la Fuerza Aérea Hickam en Honolulu. Imagen, Reuters. Imagen: Reuters

El ejército de los Estados Unidos dejado de despedir a los reclutas inmigrantes que se habían alistaron buscando un camino hacia la ciudadanía americana, al menos de forma temporal. 

Un memorándum compartido con The Associated Press el miércoles y con fecha del 20 de julio  detalla órdenes a altos oficiales del Ejército de detener el procesamiento de altas y bajas de hombres y mujeres que se alistaron en el programa de inmigrantes especiales, con efecto inmediato.

No estaba claro cuántos reclutas se vieron afectados por la acción, y el Pentágono no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios sobre la nota.

"Con vigencia inmediata, suspenderá el procesamiento de todas las acciones de separación involuntarias", es lo que puede leerse en el memorándum firmado por el Secretario Adjunto en funciones del Ejército de Mano de Obra y Asuntos de Reserva, Marshall Williams

Esta fuerte revelación se produce un mes después de que la AP informara que docenas de inmigrantes enlistados estaban siendo dados de baja o que sus contratos fueron cancelados. Algunos dijeron que no se les dio ninguna razón para su alta. Otros dijeron que el ejército les informó que habían sido etiquetados como riesgos de seguridad porque tenían familiares en el exterior o porque el Departamento de Defensa no había completado verificaciones de antecedentes sobre ellos. 

El Pentágono informó a principios del mes pasado que no hubo un cambio de política específico y que las verificaciones de antecedentes estaban en curso. 

No obstante, las descargas de otros inmigrantes enlistados continuaron. Los abogados intentaron presentar una demanda colectiva la semana pasada para ofrecer protecciones a un grupo más amplio de reservistas y reclutas en el programa, exigiendo que se revoquen las descargas anteriores y que se detengan más separaciones.

La orden de un juez hace referencia al memorando del 20 de julio y le pide al Ejército que aclare cómo afecta el estado de descarga de Calixto y otros demandantes. Como parte de la nota, Williams también instruyó a los oficiales del Ejército a recomendar si el ejército debería emitir más orientación relacionada con el programa.

Margaret Stock, una abogada de inmigración con sede en Alaska y una teniente coronel retirada de la Reserva del Ejército que ayudó a crear el programa de reclutamiento de inmigrantes, dijo el miércoles que la nota demuestra que había una política.

"Es una admisión del Ejército de que han dado de baja indebidamente a cientos de soldados", dijo. "El próximo paso debería ser retroceder y rescindir a las personas que fueron despedidas de forma inadecuada". 

Pese a Trump, Ejército comienza a aceptar reclutas transgénero

Los reclutas y reservistas que fueron dados de alta llegaron el miércoles a declarar que sus descargas seguían vigentes por lo que sabían.

Esta reversión se produce cuando el Departamento de Defensa ha intentado fortalecer los requisitos de seguridad para el programa, a través del cual, históricamente, los inmigrantes prometieron arriesgar sus vidas por la promesa de la ciudadanía de Estados Unidos.

De acuerdo con un artículo publicado en Voanews, el presidente George W. Bush ordenó una "naturalización acelerada" para los soldados inmigrantes después del 11 de septiembre en un esfuerzo por aumentar las filas militares. Siete años después, el programa Military Accessions Vital to the National Interest, conocido como MAVNI, se convirtió en un programa oficial de reclutamiento.

Fue criticado por los conservadores cuando el presidente Barack Obama agregó a los beneficiarios de DACA (migrantes jóvenes que fueron traídos ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños) a la lista de elegibles. 

Como respuesta, los militares acumularon permisos de seguridad adicionales para que los reclutas pasaran antes de dirigirse al campo de entrenamiento.

La Administración Trump agregó aún más obstáculos, creando un retraso en el Departamento de Defensa. El otoño pasado, cientos de reclutas que aún estaban en el proceso de alistamiento vieron sus contratos cancelados.

Los abogados del gobierno calificaron el programa de reclutamiento como un "elevado riesgo de seguridad" en otro caso en el que participaron 17 reclutas militares nacidos en el extranjero que se alistaron a través del programa pero que no han podido eliminar requisitos de seguridad adicionales. Algunos reclutas falsificaron sus antecedentes y se conectaron con agencias de inteligencia patrocinadas por el estado, dijo la corte.

Antes de alistarse, los reclutas elegibles deben tener un estatus legal en los Estados Unidos. 

Son más de 5,000 inmigrantes los que fueron reclutados en el programa en 2016, y se estima que 10,000 están actualmente sirviendo. Cerca de 110,000 miembros de las Fuerzas Armadas obtuvieron la ciudadanía sirviendo en las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Desde el 11 de septiembre de 2001, según el Departamento de Defensa. 

Ejército despide a soldados inmigrantes a los que les prometió ciudadanía