SECCIONES DENoticias

Las similitudes entre la Alemania nazi y Estados Unidos

Azteca América Azteca América

09 de octubre de 2018, 03:47 hrs

Imagen, Reuters

¿Es Donald Trump un político autoritario y xenófobo como Adolf Hitler? Un historiador recopila las escalofriantes similitudes. Imagen, Reuters. 

Desde el inicio de su mandato, e incluso durante la campaña por la presidencia, Donald Trump ha sido acusado de repetir un patrón de conducta política similar al de algunos regímenes totalitarios europeos, particularmente la Alemania de Hitler, dado que comparten posturas abiertamente conservadoras, racistas y xenófobas. A pesar de la dura línea migratoria que ha empleado el presidente de Estados Unidos, para muchos la comparación resulta exagerada y escandalosa, pues está basada más en ideas populares que en un sustento teórico real… hasta ahora. 

Christopher Browning, profesor emérito de la Universidad de Carolina del Norte, además de un respetado historiador del Holocausto, escribió recientemente un ensayo en el New York Review of Books, donde detalla con base en argumentos históricos, varios puntos de coincidencia entre los gobiernos de Donald y Adolf

“Me han preguntado muchas veces sobre si la situación actual de Estados Unidos se asemeja al período entre guerras y el ascenso del fascismo en Europa”, dice Browning. “He encontrado varias similitudes preocupantes”, indica en su introducción.

La actual presidencia de los Estados Unidos se parece en ocho puntos a la Alemania nazi

¿Cuáles son estas? Vamos por pasos. La primera de ellas es la creación de un estado internacional parecido al de Alemania en 1914 antes de las guerras. Browning muestra que Trump ha retirado a Estados Unidos de acuerdos y organizaciones diplomáticas, militares y económicas, lo cual recrea una situación similar a la que se vivía en el período entre guerras, con estados aislados, autónomos, xenófobos y de poca cooperación externa. 

En segundo lugar, el historiador hace énfasis en las personas que han apoyado a Trump, pues “se regocijan abiertamente por la recompensa que han recibido de su alianza con él, así como sus actos: recortes enormes para los ricos, desregulación financiera y ambiental, la colocación de dos jueces conservadores en la Suprema Corte y la reducción significativa en la atención médica gubernamental”. Pero advierte: “le han dado todo el poder y piensan que al final pueden controlarlo, justo como ocurrió con Hitler y sus partidarios”. 

A continuación señala la polarización política, que lleva a cosas como hacer permisible la concentración del poder con una facción por pura simpatía o afiliación política. Por ejemplo, en 1925, se designaron a una serie de cancilleres que gobernaban por decreto. Cuando Hitler llegó al poder, se desmanteló el Sistema Parlamentario, con lo cual todo se concentro en la figura de Adolf. Browing dice: “Mitch McConnell y nuestro Congreso son hoy disfuncionales e irrespetuosos, pues han asegurado un poder judicial cada vez más desigual, con lo cual el equilibrio constitucional de poderes está en total peligro”. 

En cuarto lugar, se habla de cómo Trump no tiene que ser tan radical como Hitler, pues el proceso democrático le permite no ejercer acciones totalitarias, cosa que los fascistas hacían abiertamente. “La revelación más original de la actual ola de autoritarios, es que han descubierto que pueden existir partidos de oposición y celebrar elecciones para dar una idea de legitimidad democrática, mientras en realidad el proceso plantea un proceso muy poco desafiante para quienes están en el poder. Así, los opositores son neutralizados a través de vías legítimas”, dice Browning. 

El quinto punto tiene que ver con la censura a la prensa, pues mientras Hitler vetó cualquier opinión contraria a sus intereses, Trump se ha encargado de difamarlas al llamarlas fake news. “El presidente ha hecho que muchas noticias sean concebidas como falsas, y por ende, contaminantes para el flujo de información. Con sus declaraciones ha provocado que los hechos y la verdad se vuelvan irrelevantes en el debate público”. 

Hitler y Trump tienen prácticamente la misma base política y el mismo discurso racista

La sexta similitud señala que Fox News es el equivalente de Joseph Goebbles, director del Ministerio de Ilustración y Propaganda del Pueblo durante el régimen de Hitler, es decir, el encargado de difundir las noticias convenientes al gobierno nazi. “En la presidencia actual, esa función ha recaído en Fox News, pues es un medio que hace eco fiel de los ‘hechos alternativos’ de la administración actual. El resultado es la creación de una burbuja ajena a otros medios que puedan ser disidentes de la versión gubernamental”. 

Como séptimo paralelismo, Browning dice que Hitler desmontó los sindicatos para controlar con mayor facilidad a la fuerza laboral, cosa que Trump no tiene que hacer siquiera, porque en Estados Unidos tales afiliaciones son muy débiles o inexistentes. “El triunfo del gobernador Scott Walker sobre los sindicatos en Wisconsin y la reciente decisión de la Suprema Corte donde se anulan las cuotas obligatorias de los sindicatos, simplemente son aceleraciones de un proceso que ya está en marcha”. 

Finalmente, Browning indica que el nacionalismo blanco antiinmigrante fue crucial para Hitler, política que es la base del período de Trump. “El nacionalismo xenófobo (y en muchos casos el nacionalismo blanco explícitamente contra los inmigrantes), así como la priorización de la ley y el orden sobre los derechos individuales, fueron cruciales para que el totalitarismo movilizara el apoyo popular y estigmatizara a sus enemigos”. 

Te puede interesar: 

  1. Trump ganó en 2016 por despertar el racismo y la xenofobia: Estudio
  2. Trump apoyó idea de enfrentar a negros y blancos en temporada de "The Apprentice"