SECCIONES DENoticias

Hombre negro es acosado por mujer por cuidar a niños blancos en Georgia

Marianna Fierro Marianna Fierro

10 de octubre de 2018, 11:35 hrs

Corey Lewis es un hombre negro de Georgia que trabaja como cuidador de niños y el fin de semana se encontró con una situación desagradable mientras desempeñaba su trabajo.

Lewis notó que una mujer blanca lo estaba siguiendo, primero la vio cuando cruzaba el estacionamiento de Walmart en Marietta, Georgia, el domingo por la tarde. Ella estaba sentada en un sedán Kia, dijo, mientras iba con los dos niños blancos a los que estaba cuidando a su auto.

En el momento en que estaban listos para salir, sacó su teléfono y empezó a transmitir en vivo en su cuenta de Facebook mientras contaba cómo la extraña mujer había empezado a acosarlos después de que él se negara a dejarla hablar con los niños.

Este es el video que compartió Lewis en Facebook

La mujer lo siguió fuera del estacionamiento, a la estación de servicio al otro lado de la calle, y a su casa, donde un agente de policía del condado de Cobb interrogó a Lewis, que es negro, sobre por qué llevaba consigo a dos niños pequeños, blancos.

"No sabía qué estaba pasando, qué quería hacer", dijo Lewis el martes, asumiendo que la mujer había llamado a la policía porque era un hombre negro que caminaba con dos niños blancos. "Sentí que mi persona estaba siendo criminalizada".

El Sargento Wayne Delk confirmó el incidente y dijo que un oficial había respondido a una llamada de una mujer el domingo por la tarde. 

Para Lewis, el episodio fue especialmente preocupante porque sucedió mientras estaba trabajando, ya que es dueño de su propio negocio, Inspired By Lewis , en el que se ocupa de los niños cinco días a la semana como parte del programa de mentores para jóvenes que creó hace tres años. Su clientela es principalmente blanca, dijo, pero hasta el domingo, nunca se le había ocurrido que eso le daría a alguien una razón para llamar a la policía.

Dijo que había pasado esa tarde cuidando a Nicholas, de 6 años, y Addison, de 10, mientras sus padres estaban fuera. Después de llevarlos a un área de juegos, los llevó a Walmart para comer.

Después de salir de la tienda, él y los niños estaban en su auto cuando la mujer se detuvo y preguntó si los niños estaban bien. Confundido, él respondió: "¿Por qué no estarían bien?" Ella se encogió de hombros antes de irse, dijo, pero regresó y pidió hablar con Addison. Lewis, al estar a cargo de ellos,  le dijo que no, y la mujer insistió en obtener su número de placa antes de irse.

Lewis dijo que se dirigió a una estación de servicio cercana, donde ella lo siguió. En lugar de llevar a los niños a casa, los llevó a su casa, donde sabía que habría testigos.

Lewis continuó grabando cuando un coche de la policía se detuvo, y el oficial le preguntó qué estaba pasando. "Me están siguiendo y hostigando", dice, a lo que el oficial respondió: "Me han informado".

La confrontación terminó sin problemas, con el oficial aparentemente convencido de que los niños, que ofrecieron explicaciones similares sobre lo ocurrido, estaban bien, pero le preguntó si podía hablar con sus padres, dijo Lewis.

"Simplemente nos dejó fuera de lugar", dijo David Parker, su padre, el martes. "Nos sentimos mal por Corey".

El señor Parker y su esposa,  estaban cenando cuando recibieron la llamada, y su esposa tuvo que confirmar que no se trataba de una broma. 

Parker dijo que quería darle a la mujer el beneficio de la duda, pero que sus hijos se lo estaban pasando bien con Lewis, y no estaban en ningún peligro aparente. Lewis también llevaba su camisa de la firma, una camiseta verde brillante con el logotipo de su empresa.

"No creo que tenga que ver demasiados episodios de 'Ley y orden' para darse cuenta de que los secuestradores no suelen usar camisas verdes fluorescentes", dijo, y agregó que sentía que Lewis había manejado bien la situación.

Parker dijo que tuvo un momento de orgullo cuando, durante una entrevista con un reportero, le preguntaron a su hija si tenía algo que quisiera decirle a la mujer. "Ella dijo que 'solo le pediría que la próxima vez tratara de vernos como tres personas en lugar de tres colores de piel porque podríamos haber sido los hijos adoptivos de Lewis'", recordó.

El martes, Lewis volvió a trabajar con los niños y dijo que no iba a permitir que el episodio le impidiera hacer su trabajo.

También puedes leer: