SECCIONES DENoticias

Por hueco legal, padres deportados perderían custodia de sus hijos para siempre

Azteca América Azteca América

10 de octubre de 2018, 22:48 hrs

imagen, reutersCientos de niños son alejados de sus padres cuando estos son detenidos por cruzar la frontera ilegalmente. Dado un hueco legal, podrían ser dados en adopción a familias estadounidenses: Imagen: Reuters. 

La política migratoria de cero tolerancia implementada por el gobierno de Donald Trump ha afectado a cientos de familias, en particular a miles de niños, quienes han sido sometidos a eventos traumáticos, como la separación de sus padres o el hacinamiento en centros de detención. Sin embargo, una de las consecuencias más graves y poco conocidas hasta ahora, es que los padres deportados podrían perder la custodia total de sus hijos gracias a un hueco legal. 

Una investigación de Associated Press (AP) reveló que varios fallos en el sistema migratorio permiten a los jueces otorgar la custodia de estos niños a familias estadounidenses sin notificarlo a sus padres, según el análisis que se hizo a cientos de documentos judiciales, registros migratorios y entrevistas. Esto sucede por dos cosas: cuando un adulto acompañado por un niño es detenido, el menor se convierte automáticamente en "no acompañado", estatus que lo coloca bajo la custodia del Estado.Una vez registrado como tal, las agencias encargadas de su protección pueden determinar que puede ser dado en adopción porque a) no es seguro que regrese con sus padres, o b) el tiempo de separación familiar es tal que la posibilidad de reunión se considera "imposible", con lo cual se anula la custodia legal y se convierten automáticamente en candidatos para ser adoptados.  

Por ejemplo, un juez de una corte rural cercana al Lago Michigan, tardó tan solo 28 minutos en conceder a una familia estadounidense la custodia de Alexa Diez, arrebatada a su madre Araceli Ramos Bonilla cuando esta fue detenida por cruzar la frontera ilegalmente. La separación entre Alexa y Araceli, ocurrida en 2015, duró 15 meses, lo cual deja ver la fragilidad de la situación legal a la que son sometidos los niños. 

Gracias a vacíos legales, los hijos de adultos deportados son adoptados con facilidad por familias estadounidenses.

Los padres adoptivos de Alexa, Sherri y Kory Barr, estaban convencidos que Araceli era una pésima madre, según la evidencia que les fue mostrada durante el proceso de adopción. Sin embargo, con el paso del tiempo se revelaría que no todo el perfil de Ramos Bonilla era real, pues se trataba de una mujer que había escapado de El Salvador para resguardarse de su ex-pareja, un hombre violento que ponía en peligro su integridad y la de su hija. Además, también se descubrió que ni Araceli ni sus abogados fueron informados del asunto. 

Agentes gubernamentales de migración dijeron que, a pesar de que no existió una irregularidad como tal en el caso, los tribunales estatales no deben permitir que los posibles padres adoptivos lleguen tan lejos sin notificar a los padres sanguíneos o amparados en la construcción de un caso que sólo cuenta con una de las voces implicadas. 

Por fortuna. Araceli y Alexa pudieron vencer al sistema estadounidense y volver reunirse, gracias a la presión que ejerció el gobierno salvadoreño y a los cientos de defensores de la menor, quienes se manifestaron en redes hasta volver el caso viral. Los Barr fueron acusados de obtener la custodia al forzar la ley federal, hecho que los llevó a retirar su petición de quedarse con Alexa, no sin antes declarar que "el gobierno federal nos puso en un callejón sin salida". 

Pero casos como el de Araceli y Alexa son la excepción. El reportaje de AP señala que cada sistema judicial gestiona los procesos de custodia y adopción de forma distinta, por tanto, el asunto se complejiza para los padres que quieren recuperar a sus hijos mediante la vía legal, pues no saben lo que deben enfrentar. En Missouri, una pareja adoptó a una niña guatemalteca en 2014, luego de que su madre fuera detenida en una redada. Tras una batalla legal de siete años, la mujer perdió todo derecho sobre la menor. 

Es urgente que exista una regulación al respecto, pues quienes terminan por pagar las consecuencias de estos vacíos legales, no son otros que los menores, quienes además de sufrir maltrato psicológico y emocional, pueden terminar en manos de completos desconocidos o separados de sus familias originales para siempre. 

Te puede interesar: 

  1. México también deporta niños y fortalece el tráfico de migrantes
  2. Más de 13,000 migrantes podrían ser deportados por USCIS