SECCIONES DENoticias

Se cuadruplica el número de niños sin vacunar desde el 2001; éstas son las razones

Marianna Fierro Marianna Fierro

12 de octubre de 2018, 12:00 hrs

aumenta cifra de niños sin vacunar

Una postura común entre la comunidad  que está contra la vacunación es que, si su hijo se enferma, se medicará entonces, en lugar de inyectarles algo ahora. Imagen: Depositphotos

Funcionarios de salud han externado su preocupación sobre una creciente cantidad de niños pequeños que no han sido vacunados contra ninguna enfermedad en los Estados Unidos.

Según informes aproximadamente 100,000 menores no han sido inmunizados contra ninguna de las 14 enfermedades para las que se recomiendan las vacunas.

Los números provienen de una encuesta telefónica realizada el año pasado a los padres de unos 15,000 niños pequeños; los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reportaron estos números el jueves.

La nueva estimación se basa en el hallazgo de que el 1.3 por ciento de los niños nacidos en 2015 no estaban vacunados por completo. Eso es un aumento del 0.9 por ciento visto en una evaluación anterior de niños nacidos en 2011.

La gran mayoría de los padres en todo el país vacunan a sus hijos y siguen los horarios recomendados para esta práctica preventiva básica. Pero el reciente aumento en el escepticismo de la vacuna y la negativa total a vacunar ha generado comunidades de niños no vacunados, que son más susceptibles a las enfermedades y plantean riesgos para la salud del público en general.

Sin embargo, el doctor Robert M. Jacobson, pediatra y ex director médico del Programa de Ciencia de la Salud de la Población en la Clínica Mayo, dice que la ironía es que las vacunas se controlan de forma mucho más rigurosa para detectar efectos secundarios que cualquier otro tipo de medicamento. 

"Las vacunas son lo más probado que nosotros, como médicos, prescribimos, porque se administran a millones de personas, por lo que no hay lugar para el error".

Los CDC recomiendan que los bebés reciban su primera ronda de vacunas a los dos meses de edad, a menos que estén enfermos, tengan una enfermedad crónica o hayan sufrido reacciones alérgicas, en cuyo caso su médico planificará un enfoque diferente o retrasará la vacunación.

En general, esto implica obtener cinco vacunas:  DTaP, Hib, Hepatitis B, Polio, PCV13; que protegerán a los pequeños de  estas siete enfermedades: 

  • Difteria (que puede causar insuficiencia cardíaca)
  • Tétanos 
  • Tosferina 
  • Hib ( un tipo de gripe que conduce a la meningitis)
  • Hepatitis B
  • Polio
  • Enfermedad neumococo

Antes de la existencia de estas vacunas, miles de niños morían al año de estas enfermedades. Desde mediados del siglo XX, la tasa de muertes infantiles prevenibles se ha desplomado, un cambio atribuido en gran medida a la introducción de vacunas

Sin embargo, el apoyo a las vacunas está disminuyendo.   

El doctor Pritish Tosh, MD,  especialista en enfermedades infecciosas de la Clínica Mayo dice que si bien algunos de los hijos de personas anti-vacunas pueden salir ilesos,  se debe en gran medida  a que sus compañeros están vacunados.

Mientras más baja la tasa de vacunación, advierte, más se pone en peligro nuestra comunidad.   

El doctor Tosh explica que la fuerza de muchas vacunas, como el sarampión, depende en parte de la "inmunidad de rebaño", lo que requiere que la gran mayoría de cada comunidad (al menos el 90 por ciento) esté protegida.

La cobertura de seguro y una disparidad entre zonas urbanas y rurales son probablemente otras razones para el  preocupante aumento de niños sin vacunar.

Entre los niños de 19 meses a 35 meses en áreas rurales, alrededor del 2 por ciento no recibió vacunas en 2017. Eso es el doble del número de niños no vacunados que viven en áreas urbanas.

Los nuevos datos muestran que el seguro de salud también juega un papel importante. Alrededor del 7 por ciento de los niños sin seguro en este grupo de edad no fueron vacunados en 2017, en comparación con el 0,8 por ciento de los niños con seguro privado y el 1 por ciento de los cubiertos por Medicaid.

Esas diferencias son preocupantes porque los niños sin seguro y con seguro de Medicaid son elegibles para recibir inmunizaciones gratuitas en virtud del programa de vacunas para niños, financiado con fondos federales .

"Los padres pueden no estar conscientes de esto, por lo que este puede ser un problema de educación", dijo Cohn.

Un segundo informe sobre la cobertura de vacunación para niños que ingresan al jardín de infantes en 2017 también mostró un aumento gradual en el porcentaje de exentos de los requisitos de vacunación. (Las exenciones no distinguen entre una vacuna y todas las vacunas).

La razón para el aumento no se pudo determinar a partir de los datos reportados a los CDC, dijo la agencia. Pero los investigadores dijeron que los factores podrían incluir la facilidad para obtener exenciones o la vacilación o negativa de los padres a vacunar.

Estados como Virginia Occidental y Mississippi, que no permiten exenciones de vacunas no médicas, tienen porcentajes más altos de niños vacunados, dijo Mobeen Rathore, un médico pediátrico de enfermedades infecciosas en Jacksonville, Florida, y un portavoz de la Academia Americana de Pediatría (AAP).

A principios de este año, investigadores de varios centros académicos de Texas identificaron "puntos calientes" donde el riesgo de brotes está aumentando en 12 de los 18 estados que permiten exenciones no médicas debido a que un número creciente de niños de kindergarten no han sido vacunados.

También puedes leer: