SECCIONES DENoticias

Trump se somete hoy a un examen médico

Azteca América | AP Azteca América | AP

08 de febrero de 2019, 09:46 hrs

trump
trump

Foto tomada el 12 de enero del 2018 del presidente estadounidense Donald Trump subiéndose al helicóptero presidencial tras someterse al primer examen médico de su presidencia en el Centro Médico Walter Reed en Bethesda, Maryland. Imagen: AP

El presidente Donald Trump se someterá el viernes a un examen médico de rutina, un acontecimiento anual tradicional para los mandatarios estadounidenses.

Trump irá el viernes al Centro Médico Walter Reed en las afueras de Washington para el examen.

Hace un año su médico personal lo declaró “en excelente estado de salud” tras una batería de exámenes de su corazón, pulmones, sistema intestinal y otras áreas. El doctor, contralmirante Ronny Jackson, luego sostuvo una inusual conferencia de prensa en la Casa Blanca en que declaró que Trump "tienes unos genes increíbles, así lo creó Dios”.

Jackson también predijo que Trump, quien no bebe ni fuma, concluirá su presidencia sin problemas médicos de gravedad.

Sean Conley, nuevo médico de Trump

Pero Jackson no hará las pruebas del viernes. Será el doctor Sean Conley, experto en medicina osteopática y hoy en día su médico personal.

El examen no es obligatorio pero los presidentes hoy en día lo realizan, y publican los resultados para asegurarle a la ciudadanía que están en condiciones de administrar el gobierno.

La prueba del año pasado arrojó diversos datos sobre el presidente Trump: estatura, peso, ritmo cardíaco, presión arterial y niveles de colesterol. Hubo pruebas a sus ojos, nariz, garganta, corazón, pulmones, sistema digestivo, piel, dientes. Hubo también pruebas neurológicas y cognitivas. No hubo examen del oído pues según Jackson no hubo tiempo.

Jackson dijo que realizó el examen cognitivo porque Trump lo pidió pero que él no pensaba que era necesario porque él interactuaba con Trump todos los días. Según Jackson, Trump tuvo un resultado perfecto en sus pruebas cognitivas. En ese entonces había dudas de la aptitud mental de Trump debido a rumores de que cundía el caos en la Casa Blanca y un episodio en público en que Trump parecía pronunciar mal las palabras. Trump tuiteó que “soy un genio sumamente estable”.

Trump pesaba el año pasado 108 kilos (239 libras) y su médico en ese entonces recomendó que comiera más saludable e hiciera ejercicio. Al mandatario, sin embargo, le sigue gustando la comida rápida.

Te interesaría:

Trump supera exitosamente su primer examen médico

La dieta de Trump no es tan mala porque le "quita el pan a la hamburguesa"